10 años contigo, 2009-2019

Just open a Bet365 account today and make a deposit http://abonuscode.co.uk Make a deposit of £10-£200 and then enter the 10-digit bonus code

La crisis que hizo que “Un paso en falso” no viera la luz

En 2007 nacía en Amoeiro un proyecto audiovisual que serviría de promoción cultural y turística del municipio y que, tras el gran interés que suscitó, pasó a convertirse en un largometraje que lamentablemente no llegó a ver la luz. “Un paso en falso” fue en origen un triller en formato webserie, escrita y dirigida por Jaime Vázquez, y que varios jóvenes de ese ayuntamiento y del de Ourense comenzaron a producir bajo el amparo de la Asociación Cultural e Xuvenil ACESA de Amoeiro. Llegaron a grabar multitud de escenas en las que además se contó con la participación de actores reconocidos como Anxo Carbajal de la Televisión de Galicia. Tras la publicación del proyecto en el diario La Región y en otros medios de comunicación, el interés suscitado hizo crecer el equipo y forzó una evolución de la idea inicial a un largometraje, que simplificaría el proceso, acortaría la grabación y facilitaría la coordinación en cuánto a fechas del rodaje. Para ello, comenzaron a sumarse organizaciones relacionadas con el audiovisual y nuevo personal como es el caso de Sergio Velázquez, guionista que adaptó el guion original a largometraje cinematográfico.

Realizada la adaptación del guion, el Grupo de Producciones Acesa inició los trámites y gestiones necesarios para afianzar el proyecto y darle viabilidad. Entre esas actuaciones realizadas, se llegó a un acuerdo con los ayuntamientos de Ourense y Amoeiro para subvencionar parte de los gastos fijos de materiales más necesarios para el proyecto, y acordaron entre ambas instituciones dar la cuantía necesaria para dar viabilidad económica. El proyecto estaba en marcha. Se convocó un casting en la Casa da Xuventude de Ourense, celebrado el 10 de enero de 2009, al que asistieron cerca de un centenar de personas. Se buscaban diversos perfiles para varios personajes de la trama: Un asesinato en un pueblo tranquilo, donde es difícil dar con el asesino y descubrir la verdad… a no ser que quién lo cometiera diese un paso en falso. En torno a esta breve sinopsis se desarrolla un thriller que superaba las dos horas y media y que mantendría al espectador en constante tensión y atención para dar con el o la culpable. Una vez conseguido el equipo técnico y actoral, darían comienzo las primeras reuniones de lectura de guion, la antesala al rodaje, pero la producción comenzó entonces a encontrarse con los primeros imprevistos.

El primero de ellos llegó de manos del Alcalde de Amoeiro, el socialista Rafael Rodríguez Villarino, quién canceló sin justificación alguna y por motivos ajenos a la producción, la resolución de la subvención que ya se había aprobado y, por tanto, quedaba roto el acuerdo económico entre ambos ayuntamientos, quedando parte de los costes descubiertos. El director de Un paso en falso, Jaime Vázquez, se vio obligado a tomar decisiones difíciles desde este momento, como retrasar el inicio del rodaje hasta dar con soluciones al problema económico. Con la colaboración de algunos de sus compañeros y compañeras de ACESA, trataron de dar un nuevo impulso al proyecto, buscando donativos a través de empresas colaboradoras, que permitiesen cubrir los gastos que había dejado descubiertos el Ayuntamiento de Amoeiro tras romper el acuerdo. En plena crisis económica, el equipo tardó 6 meses en conseguir lo necesario para pagar sólo una parte del material que se había comprado o reservado para la producción y, a pesar de que no se tenía todo el material previsto inicialmente, se decidió hacer ajustes y continuar con el proyecto adelante, pero se toparon con nuevos baches.

Comenzaban a restructurar el calendario y a programar nuevas fechas para el rodaje, cuando la actriz principal y protagonista, así como otro actor principal, comunicaron que abandonaban el proyecto por motivos personales. Esto supone un duro revés para el director del film y su equipo, que vieron como el proyecto, en el que llevaban más de dos años trabajando, comenzaba a sufrir trabas difíciles de solventar a corto plazo, y que comenzaban a ver las consecuencias derivadas del tiempo de retraso. Además, en esas fechas, uno de los actores que había sido seleccionado para el reparto se pone en contacto con ACESA para interesarse por el proyecto, debido a que había recibido una llamada de Delatoute Producciones, una asociación cultural unida en colaboración para el proyecto audiovisual, en la que le indicaron que “Un paso en falso” se había cancelado hacía meses y tratándole de convencer de que se uniese a ellos para trabajar en un proyecto que pretendían poner en marcha. Inmediatamente se inició una investigación interna en la que se constató que Delatoute Producciones había utilizado sin consentimiento los datos recogidos en el casting de “Un paso en falso” para captar actores y actrices para sus propios proyectos, y socios y socias para su organización de forma paralela. Al hacer un uso de los datos inadecuado, ilegal y sin consentimiento expreso de la Asociación ACESA, ésta abrió expediente sancionador, anuló su participación y colaboración en este y futuros proyectos, y procedió a realizar las actuaciones legales pertinentes. Sin dos de los actores protagonistas, y demás contratiempos mencionados en este artículo, decidieron aún así hacer un nuevo casting en la Casa da Xuventude de Ourense para suplir las bajas ese mismo verano, pero se presentaron pocas personas debido a la época estival.

No consiguieron su objetivo. Los ánimos del equipo, que además estaba conformado por voluntarios y voluntarias que dedicaron su esfuerzo, tiempo y dedicación a “Un paso en falso”, comenzaban decaer con rapidez. La presión y los contratiempos surgidos agudizaron los síntomas y provocarían la caída del proyecto. Ante la situación, Jaime Vázquez, visiblemente afectado y acompañado de su equipo, realizó una declaración pública para los medios en la que ponía fin a años de trabajo. La decisión de la cancelación fuera tomada pocas horas antes por mayoría, en una complicada reunión. Las notas de prensa enviadas posteriormente a los medios recogían parte de las palabras de aquella declaración, donde se explicaba que la cancelación era “debido ás imposibilidades técnicas, humanas e económicas acaecidas nos últimos meses, e a viabilidade da producción vese comprometida neste momento”. La asociación cultural e xuvenil ACESA de Amoeiro y su directiva sufrieron también los efectos del final del proyecto. Las deudas que aún quedaban, tanto de la organización como del largometraje, decidió asumirlas el mismo director, Jaime Vázquez, salvando así a los compañeros y compañeras de tener que aportar cuotas extraordinarias para sufragarlas.

Poco después, ACESA, que había quedado sin capacidad económica y sin personal suficiente para mantener actividades y proyectos, fue absorbida por una asociación autonómica que se apropió de los proyectos y derechos de los mismos, con el fin de “estudar a posibilidade de retomalos nalgún momento se fosen factibles”. Un paso en falso no ha logrado salir a la luz. La producción ha sido descartada definitivamente para su realización en 2012 por Anxásero Producións Galicia debido a su complejidad, al gran número de personal necesario y el elevado presupuesto.

¿Habría salvado este proyecto la existencia de fórmulas surgidas años después como el crowdfunding? Sin duda, algunos de los miembros del equipo consultados , creen que sí, ya que lo que provocó la decadencia de esta gran producción fue la dependencia de las Administraciones Públicas, que en ocasiones como ésta actuaron de soga económica, que provocó una cadena de acontecimientos desafortunados e impidieron la realización de uno de los pocos proyectos más ambiciosos realizado en Galicia a manos de gente joven apasionada del cine y la interpretación.

 

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/ourense/2009/01/11/actores-paso-falso/0003_7453258.htm